Banco Mundial ve efectos negativos de fijación de tasas máximas a créditos

Banco Mundial ve efectos negativos de fijación de tasas máximas a créditos

Menor transparencia, alza de otros costos y limitación de acceso al crédito, son algunos de los efectos de poner tasas máximas, en especial si sus límites no son tan altos, encontrados por el Banco Mundial en un estudio sobre el tema.

Esto está en línea con los últimos datos disponibles de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF), que muestran que las personas excluidas del sistema crediticio formal desde que bajó la Tasa Máxima Convencional (TMC) en Chile, llegaba a fines del año pasado hasta 275 mil. El organismo internacional explica que la racionalidad política y económica de poner techos en las tasas de interés de préstamos es proteger a los consumidores de la usura o hacer el mercado del crédito más barato y más accesible. Si la racionalidad primaria es la protección al consumidor, los techos son usualmente puestos a niveles que sólo afecta a los precios extremos, y genera implicaciones mínimas al mercado principal.

En contraste, si los cortes a las tasas de interés son usados como una herramienta de política para lograr ciertos objetivos socioeconómicos, como por ejemplo bajar el costo promedio del crédito, los techos son puestos a ‘niveles vinculantes’ intentando influir en el mercado. Según el Banco Mundial, al menos en 76 países alrededor del mundo, que representan más del 80% del PIB mundial y de los activos financieros, imponen algún tipo de restricción a las tasas de crédito. Tomando varios países como casos de estudios, el Banco Mundial sacó varias conclusiones.

En primer lugar, indica que poner topes a niveles que afectan al mercado, genera una instantánea baja en las tasas nominales. Sin embargo, las tasas de préstamos son solo una parte del costo total del crédito, y el análisis muestra que las comisiones de los bancos aumentan sustancialmente, para compensar la baja en las tasas. Esos aumentos de comisiones (Fees) también aumentan en los casos que no son afectados por las restricciones de tasas. Además, el informe indica que fijaciones de tasas por debajo del nivel extremo reduce la transparencia en el precio en las transacciones, porque –según se vio en la muestra- aumentan el uso de cargos adicionales, haciendo más complicado para los clientes evaluar el costo total de los préstamos.

En términos de industria, el Banco Mundial puntualiza que se puede reducir la oferta de créditos, especialmente para clientes pequeños y más riesgosos. Así, el estudio comprobó que, tras la aplicación de tasas máximas, el crecimiento del crédito se desacelera y las tasas de aprobación bajan. Incluso, la institución afirma que las tasas máximas tienen también un impacto negativo en la rentabilidad de los bancos. Con todo, la institución asegura que máximos a niveles altos parece no afectar el mercado en general y puede ayudar a limitar prácticas predatorias de prestadores formales, aunque incluso esas tasas máximas pueden excluir a algunos clientes más riesgosos.

ALTERNATIVAS.

La institución puntualiza que existen opciones alternativas a tasas máximas convencionales que se pueden tomar para evitar los riesgos descritos, dependiendo del objetivo que se quiere conseguir.

El Banco Mundial dice que si se quiere salvaguardar a los consumidores de la usura, el foco principal debe estar puesto en la promoción de educación financiera, fortalecer la protección al consumidor y apuntalar la transparencia. Si lo que se busca es bajar las tasas promedio, entonces entre las alternativas está impulsar mayor competencia entre las instituciones financieras, revisar los costos generales, que muchas veces tienen que ver con temas administrativos, entre otros.
 
¿Qué pasó? El estudio ‘Techos a tasas de interés: la teoría y la práctica’, muestra efectos negativos de estas políticas.

¿Cuáles efectos? Entre otros, se registra una menor transparencia, alza de otros costos y menor acceso al crédito para algunos clientes.

¿Cuál es el impacto en Chile? Un informe publicado en junio por la SBIF muestra que hasta 275 mil personas han sido excluidas del sistema crediticio formal con la última baja en la tasa máxima convencional.

DATOS CLAVE

76 países tienen algún tipo de tasa máxima. Ellos suman cerca del 80% del PIB global.

275 mil personas. Hasta ese total habrían sido excluidas del sistema crediticio chileno desde la aplicación de la nueva TMC.

50% de los países de altos ingresos que cuentan con algún tipo de tasa máxima la implementaron para disminuir la usura. (La Tercera)