Cambio contable generará una fuerte alza en los gastos de provisiones en retail financiero

Cambio contable generará una fuerte alza en los gastos de provisiones en retail financiero

Feller Rate destaca un modelo más conservador y un sector más robusto, pero para los próximos períodos, dijo que esto elevará los gastos entre las firmas enfocadas en clientes más riesgosos.
Una luz de alerta. La agencia Feller Rate analizó los efectos que tendrá en el retail chileno la implementación de nuevas Normas Internaciones de Información Financiera (NIIF).

Así es como, hace poco más de un año (el 1 de enero de 2018) se comenzó a implementar en Chile la NIIF 9, con lo cual las entidades deben registrar las provisiones por incobrabilidad de sus colocaciones basados en un modelo de ‘pérdida esperada’, en reemplazo del modelo de ‘pérdida incurrida’.

Debido a la mayor exigencia de stock de provisiones requerida bajo el actual modelo, la industria de tarjetas de crédito no bancarias del retail financiero evidenció un cambio en sus indicadores de cobertura, específicamente para la mora mayor a 90 días.

Para las empresas más conservadoras en su generación y en su política de coberturas, como CMR, el indicador se mantuvo relativamente estable. Así también ocurrió para las empresas que mantienen su negocio como una filial de apoyo al crédito de su entidad bancaria, como en el caso de Ripley Corp, dado que estas entidades enfrentan una regulación más robusta.

Las compañías que se enfocan en segmentos más riesgosos o que poseen políticas más laxas se vieron especialmente influidas con la implementación de los cambios. Así, a fines del primer trimestre de 2018, se registró un crecimiento en las coberturas de la mora mayor a 90 días de AD Retail (de 1,4 a 2,9 veces), Hites (de 1,3 a 2,5 veces), La Polar (de 1,7 a 2,9 veces) y Tricot (de 1,7 a 2,7 veces).

Adicionalmente, en el caso de AD Retail y Tricot dicha cobertura se ha incrementado hasta alcanzar 3,7 veces y 3,2 veces, respectivamente, a septiembre de 2018.

Mayores gastos

Feller destaca que la utilización de modelos más conservadores sitúa a las compañías en una industria más robusta.

‘La puesta en marcha de la NIIF 9 permite robustecer el mercado de tarjetas de crédito no bancarias, generando mejoras en las coberturas de la cartera con mora de las compañías que se enfocan hacia segmentos más riesgosos’, sostiene.

Sin embargo, dijo que para los próximos períodos, dichas medidas generarán un crecimiento en los gastos de provisiones para las entidades enfocadas en clientes más riesgosos.

Ello, sumado a un escenario de menor actividad, con un aumento de la mora mayor a 90 días, implicará, bajo las mismas condiciones, un gasto en provisiones superior al de periodos anteriores, dice la agencia.

Feller señala que dentro de los movimientos de las provisiones del periodo, se incorporan la constitución de nuevas provisiones, los castigos respectivos y los reversos de provisiones, entre otros efectos. Al analizar los movimientos en el stock de provisiones de las compañías, a septiembre de 2018 se ve un crecimiento de estos ítems en la mayoría de las entidades en comparación a igual periodo de 2017.

Así, Feller dice que se puede observar un aumento en el gasto en provisiones durante el ejercicio principalmente en La Polar (25,1%), Tricot (16,4%), AD Retail (13,2%) y Empresas Hites (13,2%). (Diario Financiero)