Comercio espera que ingreso de nuevos actores al mercado de pagos baje los aranceles

Comercio espera que ingreso de nuevos actores al mercado de pagos baje los aranceles

Sector afirma que ahora habrá más opciones y que no solo podrían bajar los aranceles, sino que también habría mejores servicios a los usuarios, como una mayor innovación
Hasta hace algunos días había tres adquirentes conocidos en el mercado de pagos en Chile: Transbank, que tiene la mayor parte de los comercios afiliados, Multicaja y Compraquí de BancoEstado. Sin embargo, pronto se añadirá una nueva red de adquirencia, que será operada por Santander Chile. Tal como explicó e l jueves e l presidente y country head del banco, Claudio Melandri, esto significa que Santander tendrá sus propios ‘POS’, es decir, las máquinas que operan las tarjetas en los comercios. Ello implica que deberá negociar directamente el arancel o Merchant Discount Rate (MDR) que el comercio paga al adquirente por el uso de la red de pagos. Bajo esta lógica una de las dudas que surge es si podría haber cambios en el arancel y ello traspasarse a los clientes que en este caso son los usuarios de las tarjetas que emiten los bancos o entidades no bancarias. Fuentes conocedoras de la industria señalan que mientras más competencia haya y más jugadores, eso va a elevar la oferta de adquirentes a los comercios y, al mismo tiempo, los usuarios se verán beneficiados porque tendrán más opciones donde usar sus medios de pago electrónicos. Manuel Melero, presidente de la Cámara Nacional del Comercio (CNC), comentó que hasta ahora ellos han tenido una buena relación con Transbank y esperan que ‘con la competencia se garantice la seguridad, la estabilidad del sistema y que las comisiones que cobra Transbank o cualquier otro actor que ingrese al mercado vayan a la baja’. Con ello concuerda Claudio Ortiz, vicepresidente ejecutivo del Retail Financiero: ‘Los pequeños y medianos comercios podrán optar a un Merchant Discount Rate (arancel) más bajo’. Si bien hoy los comercios contratan principalmente a Transbank, cuando haya más jugadores en el sistema cada comercio tendrá más opciones para elegir y eso no solo traería un menor arancel, sino que podría generar mayor innovación. En esa línea, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, comentó que ‘esperamos que esa competencia se traduzca en mejores condiciones para los comercios, o sea para ustedes, para los usuarios, también.

No solamente en términos de tarifas, sino en servicios’. El paso a un modelo de cuatro partes Pero no solo habrá más jugadores operando en el sistema de pagos, sino que se pasará del sistema de tres partes que impera actualmente en Chile a uno de cuatro partes, tal como es en la mayoría de los países del mundo.

Esto significa que ya no será el emisor el que tendrá que darle la licencia al adquirente para operar, sino que ambos actores deberán recurrir a las marcas (que en Chile son Visa, MasterCard y American Express) para obtener sus respectivas licencias. Entonces, dejando de existir la relación directa entre adquirente y emisor, el primero le pagará la tasa de intercambio —que fijan las marcas— al segundo.

Por su parte, el comercio y los usuarios seguirán operando igual. Pero este cambio operacional no será percibido directamente por el usuario, ya que sin importar de qué banco sea la tarjeta, la licencia que otorgan las marcas a cada adquirente implica que estos deben recibir cualquier tarjeta. A ello se le llama norma ‘honour all cards’ (honrar todas las tarjetas). (El Mercurio)