Comercio propone subir a 19% impuesto digital y que se grave a Uber y Airbnb

Comercio propone subir a 19% impuesto digital y que se grave a Uber y Airbnb

Una serie de propuestas en el marco de la reforma tributaria expuso esta semana la Cámara Nacional de Comercio (CNC) en el Congreso. En un informe elaborado por el asesor de la entidad, Christian Aste, el gremio propuso subir el impuesto a los servicios digitales desde el 10% previsto por el gobierno a un 19%, planteando que se aplique sobre el 100% del precio solo cuando el beneficiario es la plataforma digital.

Pero, en caso de que el servicio opere como intermediario entre proveedor y cliente –como Uber y Airbnb- plantea que se cobre el tributo sobre la comisión pagada en lugar del precio.

La CNC pone como ejemplo que a fines de junio comenzó a operar en Argentina un impuesto a las plataformas digitales, con un tributo que asciende a 21%.

Las sugerencias del comercio también contemplan compensaciones en caso de que la boleta electrónica -que Hacienda prevé que recaude US$ 1.100 millones en régimen- y que la integración del impuesto corporativo con el personal -que le costará al Fisco US$ 833 millones por año- generen un déficit.

La fórmula compensatoria sugiere que se ‘distinga’ entre los contribuyentes PYME y las grandes empresas. Así, apunta a que las compañías con ventas anuales por menos de UF 100 mil se les permita devolución de impuestos por crédito de Primera Categoría, mientras que en el caso de las grandes dicho crédito no dé derecho al reintegro de impuestos.

Sobre la boleta, la CNC considera que los efectos esperados en recaudación se producirán ‘solo si se avanza en una mayor bancarización, se masifica la emisión de tarjetas de prepago, se incorporan modificaciones al Código Tributario que apunten a reforzar los derechos de los contribuyentes y se crean más alternativas para resolver las controversias administrativas.

En cuanto a la Dedecon, estima más correcto que se relacione con el Presidente de la República a través del Ministerio de Justicia ‘y no sea una órgano que dependa del Ministerio de Hacienda’.

Por último, el gremio del comercio recomienda que el tope para acogerse a los beneficios de la denominada Cláusula PYME se aumente desde las UF 50 mil de ventas anuales a UF 100 mil. Dicho régimen contempla la posibilidad de que los contribuyentes se eximan del pago del Impuesto de Primera Categoría (de 25% en este caso) y paguen directamente con su Global Complementario (que según su tramo de ingresos puede ser más bajo que el tributo a las empresas). Aste afirma que el proyecto del gobierno simplifica la reforma tributaria anterior y resuelve la inequidad que genera la subsistencia de dos sistemas de tributación. (Diario Financiero)