Firma escandinava de medios de pago elige a Chile como su primer mercado en la región

Firma escandinava de medios de pago elige a Chile como su primer mercado en la región

La empresa de origen sueco llegó al país hace un año para instalarse y ahora están captando clientes.
Una nueva forma de pagar llegó a Chile hace un año importada desde Europa: recibe la compra y salda la cuenta hasta 14 días después. La compañía que trajo este método es la FinTech de origen sueco Sweetpay.

El CEO de la firma, John Grundström, comenta a DF que en 2012 se le ocurrió junto a un amigo crear una solución para resolver el problema que surge cuando un consumidor no está dispuesto a entregar información personal, como el número de la tarjeta de crédito, o pagar por un producto que no conoce físicamente. Así nació el concepto comprar ahora y pagar después.

El proceso en Chile es un símil de lo que ya tienen desarrollado en Suecia, Finlandia y Noruega. El cliente debe seleccionar Sweetpay como medio de pago, la empresa hace la transferencia por el monto de la compra de forma inmediata al comercio y luego el cliente tiene un plazo de 14 días para pagar Sweetpay. Para asegurar los pagos, se hace un proceso de scoring crediticio y de identificación de la persona en tiempo real.

La FinTech escandina llegó al país hace un año. Durante gran parte del tiempo estuvieron enfocados en la instalación de los sistemas y recién comenzaron a captar clientes.

Ya cuentan con tres e-commerce y esperan sumar este mes en entre cinco y diez nuevos a su plataforma.

Grundström destaca que este sistema ‘permite reducir la brecha de incertidumbre del consumidor cuando compra online. Cuando un usuario va a comprar a un mall, el usuario sabe exactamente qué está comprando, incluso puede probárselo. Cuando se trata de las compras online, existe una incertidumbre que a nuestro parecer se reduce al usar nuestro métodos de pago. Hoy no existen soluciones de pago así en países como Chile’.

Los desafíos

Grundström explica que eligieron a Chile como su primer mercado fuera de Europa debido a las semejanzas que tiene con el mercado del Viejo Continente, en el sentido de contar con un número de identificación de personas masivos como es el RUT y un sistema de buró de crédito. ‘Así que ha sido bastante fácil instalar la operación acá en Chile’, dice el CEO.

No obstante, plantea que uno de los problemas que han tenido que sobrellevar son los altos costos de los servicios operacionales en Chile en comparación con Suecia. Al momento de plantear los retos para la entidad sueca en el país, Grundström dice que ‘el próximo paso , después de seis o 12 meses, es movernos hacia tiendas físicas’.

El ejecutivo afirma que si todo resulta bien a nivel local, esperan aterrizar en Brasil en los próximos meses. (Diario Financiero)