Hogares elevan 12% anual créditos no bancarios, y Banco Central advierte falta de registro consolidado

Hogares elevan 12% anual créditos no bancarios, y Banco Central advierte falta de registro consolidado

Las deudas de consumo de los hogares con oferentes de crédito no bancario (OCNB) muestran un crecimiento real anual de 12% a junio de este año, en un contexto en que los préstamos de consumo de la banca crecieron alrededor de 5% en el mismo período, de acuerdo con el Informe de Estabilidad Financiera (IEF) del II semestre publicado por el Banco Central. Entre estos oferentes de crédito se cuentan las casas comerciales, cajas de compensación, cooperativas de ahorro y crédito y entidades que otorgan préstamos de factoring, leasing y automotriz (FLyA).

El Banco Central señala que este incremento es algo que se debe monitorear, dado que al no existir información de deuda consolidada, los niveles de riesgo en el otorgamiento de créditos pueden no ser adecuadamente considerados.

En este sentido, según el informe, la mayor relevancia del sector no bancario en la deuda de los hogares constituye ‘una vulnerabilidad, toda vez que existe opacidad en el nivel de endeudamiento y servicio de deuda, lo que genera una evaluación limitada del riesgo de crédito’. Además, señaló que la exposición de la banca a estos oferentes es relevante, ya que les otorga créditos comerciales. Destaca el aumento de los préstamos que bancos medianos otorgan a casas comerciales. Actualmente la banca puede acceder a la deuda bancaria de las personas, mientras que el comercio cuenta con sus propios datos sobre los compromisos de las personas, por ejemplo, con las casas comerciales.

De esta forma, los dichos del Central reflotaron una histórica pugna entre ambos sectores por las bases de datos. La ausencia de un sistema consolidado de información crediticia dificulta la identificación y análisis de riesgo, ‘en particular de aquellos deudores que mantienen obligaciones con más de un oferente de crédito’, advierte. En la actualidad, alrededor de un tercio de los créditos de consumo está focalizado en los OCNB. El automotriz es el que más sube como proporción de los préstamos de consumo bancarios, desde 10,2% en 2012 a un 13,4% en junio de 2018.

El reporte fue presentado por el presidente del instituto emisor, Mario Marcel, y la gerenta de la División de Política Financiera, Solange Berstein, ante la comisión de Hacienda del Senado, que preside Juan Pablo Letelier. El crecimiento del crédito otorgado por oferentes no bancarios es uno de los focos de atención a que apuntó Marcel en una conferencia de prensa.

En la actualidad, la banca tiene un nivel de capital suficiente para enfrentar un escenario de tensión severo, pero otro foco de atención es que han reducido sus holguras ante escenarios como sería un ajuste abrupto en las condiciones de financiamiento externas. En 2012, bajo un escenario de estrés, el Índice de Adecuación de Capital (IAC) igual o superior al 10% alcanzaba a un 100% de los activos de la banca y en 2018 llega a un 40%. ‘Los márgenes van siendo cada vez menores’, comentó Marcel.
 
Recuadro :

Salida de Santander de Transbank: ‘Desafía la estructura vigente’

Uno de los recuadros del Informe de Estabilidad del Banco Central se refiera a las dificultades en la implementación de un modelo de cuatro partes en el mercado de pagos minoristas, lo que ocurrirá tras la salida de Santander de Transbank. ‘Hasta ahora, el mercado de pagos de bajo valor funciona bajo un modelo particular en Chile, donde los bancos han delegado el ejercicio de la función de adquirencia (afiliación de comercios a la red de aceptación de tarjetas) respecto de tarjetas de crédito y débito a la Transbank’, dice el ente emisor respecto al actual funcionamiento del mercado. Sin embargo, agrega, ‘la decisión de uno de los principales bancos emisores de tarjetas de no renovar el contrato de delegación de adquirencia que tiene con Transbank, tiende a desafiar la estructura de mercado vigente hasta ahora en Chile’

Reguladores deben perfeccionar el marco de ciberseguridad

Los ciberataques se han hecho más frecuentes en el mundo y, según el Banco Central, casos como el del Banco de Chile en mayo, y Banco Consorcio, la semana pasada, muestra que el país no está exento. En un recuadro dedicado al tema de ciberseguridad, el Banco Central señala que uno de los desafíos a futuro para los reguladores son revisar, con miras a perfeccionar, el marco regulatorio y de supervisión en materia de gestión de riesgos operacional y ciberseguridad. Además, sostiene que es fundamental que las entidades financieras del sector privado revisen permanentemente si los riesgos de ciberseguridad a los que están expuestos están bien administrados. ‘No solo son responsables frente a sus clientes por los compromisos que adquirieron con ellos, sino que además forman parte de un sistema altamente interconectado’, menciona el informe.

Integración de la SBIF a la CMF abre desafíos ‘considerables’

Según el documento, los ejercicios de tensión indican que la banca tiene un nivel de capital suficiente para enfrentar un escenario de tensión severo. Pero durante los últimos años se han reducido las holguras, las que deberían recuperarse bajo la implementación de la nueva Ley General de Bancos. Por otro lado, tras la aprobación de la ley, el ente emisor menciona que con el proceso de integración de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) se abren desafíos ‘considerables para que esto sea exitoso’. Además, sostiene que una vez que se materialice esto, ‘se avizoran desafíos de regulación y de supervisión muy relevantes’. Menciona también que, en el mediano plazo, estima relevante avanzar en una discusión sobre una etapa siguiente del marco de resolución. (El Mercurio)