Retail Financiero impulsa creación en Chile de domicilio legal electrónico

Retail Financiero impulsa creación en Chile de domicilio legal electrónico

Una medida que podría mejorar los niveles de productividad y modernizar el Estado es la que está promoviendo el Comité de Retail Financiero, con la creación de un domicilio legal electrónico.

La propuesta, que cuenta con el respaldo de figuras como el ex director del Servicio de Impuestos Internos (SII), Javier Etcheberry, apunta a que todas las empresas y personas que tengan RUT o RUN, según sea el caso, tengan una casilla electrónica para recibir notificaciones judiciales, de servicios públicos, así como de otras personas naturales o jurídicas.

“Esto va a colaborar mucho a perfeccionar los procesos de toma de consentimiento, las relaciones entre los organismos públicos y los ciudadanos, entre la empresa y los consumidores. Se asimila a lo que se hizo en los años noventa con los impuestos por internet y después con la factura electrónica”, destaca el vicepresidente ejecutivo del Retail Financiero, Claudio Ortiz, y agrega que con esto se empezaría a poner fin al sistema de cartas certificadas y notificaciones por cédula.

El ejecutivo destaca que la iniciativa, que sería de bajo costo, podría ser implementada con una casilla electrónica personal provista a través del Registro Civil, y otorgada al renovar la cédula de identidad.

-¿Cómo se puede implementar esta iniciativa en lugares donde no hay conectividad a internet?

“Este es un proyecto que hay que ir impulsándolo gradual y voluntariamente. Hay que aprovechar ciertos procesos que hoy ya se realizan como la renovación de cédulas de identidad para inscribir la casilla electrónica virtual. Si esa persona no tiene una casilla, el Estado podrá proveérsela”.

-¿Cambios en los contratos financieros también podrían ser ejecutados a través de este sistema?

“Sí o sí en los próximos años nuestras empresas y firmas de otras industrias tendremos que cambiar todos nuestros contratos, tenemos ocho millones de contratos y van a tener que ser perfeccionados por las nuevas exigencias que trae la Ley de protección de datos personales. Si se unen los cambios de la Ley de Datos Personales con el impulso que el Gobierno quiere dar a la Ley de Firma Electrónica para que esta pueda ser usada en los documentos públicos, todo el proceso de contratación se va a hacer en forma digital, eso va a generar mayores eficiencias. En futuras modificaciones en la Ley del Consumidor, el domicilio legal virtual va a facilitar el proceso”. (El Mercurio)