Ventas online crecieron un 39,4% en 2018 impulsadas por pagos de servicios básicos, financieros y de salud

Ventas online crecieron un 39,4% en 2018 impulsadas por pagos de servicios básicos, financieros y de salud

El año pasado se realizaron 125 millones de transacciones en portales nacionales, un 43,9% más que en 2017, cifra que confirma la tendencia al alza de la adopción de este canal de compra por parte de los chilenos.
El año pasado, las ventas a través de internet experimentaron un importante alza de un 39,4%, impulsadas principalmente por pagos de servicios básicos, financieros y de salud. Así lo demostró un informe de la Cámara Nacional de Comercio (CNC) basado en datos de Transbank. Cifras que se lograron gracias a las 125 millones de transacciones online en portales nacionales que se realizaron el año pasado, un 43,9% más que en 2017.

El protagonista de estos resultados fue la categoría de servicios, que tuvo un incremento de 41,9% y concentró el 62% de las transacciones realizadas. Según la información, este sector alcanzó la mayor participación online —porcentaje de personas que optó por la vía web por sobre la física— con un 35,5% en el segundo semestre de 2018. Pagar servicios básicos, como el agua o la luz, o adquirir seguros fueron los más solicitados a través de internet.

La creciente preferencia por acceder a servicios vía web se puede ver reflejada también en la oferta de proveedores, según explica Bernardita Silva, gerenta de estudios de la CNC, quien señala que actualmente ‘no hay ningún proveedor de servicios básicos que no te permita pagar online’. Agrega, también, que la razón del crecimiento de esta categoría se debe principalmente a un tema de facilidad. ‘Para las personas, esto no es una panorama, como sí podría serlo ir de shopping a un mall. Es una tendencia al alza, porque significa comodidad para ellos’.

Por otro lado, las ventas online relacionadas con el comercio crecieron un 39,2%, a diferencia de 2017, cuando el alza logró un 43,3%. ‘La desaceleración se debe principalmente a que la base de comparación es muy alta y porque está en línea con el ciclo económico del último trimestre, pero un crecimiento por sobre el 30% no deja de ser positivo’, dice Silva.

Respecto de la participación online de este sector, alcanzó un 5,9% en la segunda mitad de 2018, creciendo un 1,2 puntos porcentuales en el último año. Dentro de esta categoría, el 37,3% de las compras en internet se realizó en Comercios Especializados, como páginas de vestuarios, librerías y de artículos electrónicos; un 28,5%, en Grandes Tiendas; 17,8% corresponde a Supermercados, y otras tiendas de alimento —sin incluir restaurantes—; un 1,8%, a compras en Farmacias y Perfumería, y un 14,5% a Otros del Sector Comercio, como quioscos y ópticas. ‘Hoy estamos más conectados que nunca, y las nuevas tecnologías han dado paso a una nueva forma de intercambio donde tenemos a los consumidores cada vez con menos tiempo, que comienzan a adoptar este canal de compra con menor desconfianza’, señala Silva.

El sector de Turismo y Entretención también tuvo resultados positivos: obtuvo un aumento real de 30,7%, superando el alza de 22,4% de 2017. Su participación online en el segundo semestre fue de 24,2%, creciendo 3,7 puntos porcentuales con respecto a igual semestre de 2017. Llama la atención que dentro de esta categoría, la sección de Transporte, Operadores Turísticos y rent a car experimentó un alza real de 92,1%, versus el 32,4% logrado en 2017, acelerándose fuertemente en comparación con los períodos anteriores, donde específicamente Operadores Turísticos y rent a car explican casi la totalidad de esta subida.

Desafíos a futuro

Para Bernardita Silva, el auge de las ventas online es una tendencia que ‘llegó para quedarse’ y que plantea diversos desafíos a futuro. Por un lado, está el reto de cumplir con las expectativas del cada vez más exigente consumidor: ‘Esto significará una mayor inversión en las empresas, que reforzarán sus tecnologías para mejorar la última milla, el servicio al cliente, sus bodegas y toda la logística que implica esto’.

Por el otro, el tema de la ciberseguridad será otra de las grandes preocupaciones en los próximos años. Según explica Silva, el acceso y resguardo de los datos personales de quienes realicen transacciones vía internet será una de las tareas que habrá que fortalecer en el futuro próximo. Por último, la competitividad del sector será otro de los desafíos, especialmente por la llegada de operadores internacionales. (El Mercurio)